La pedrera de día

La Pedrera de día, visita imprescindible para entender Gaudí

Visita La Pedrera y entrarás en el mundo de Antoni Gaudí. Descubrirás en primera persona cómo la naturaleza es el origen y la inspiración del edificio.

La Casa Milà, conocida como La Pedrera, es Patrimonio Mundial de la UNESCO y también la última obra civil del arquitecto. Un edificio único, una obra maestra de la naturaleza donde se puede entender con profundidad el imaginario de Gaudí.

La Pedrera es también el único centro de interpretación de Gaudí en Barcelona, imprescindible para conocer toda la obra del arquitecto y su inspiración. En total visitarás 4.500 m2 repartidos en cinco plantas.

Con esta visita podrás recorrer a tu aire, y con una completa audioguía, los siguientes espacios del edificio: la icónica Azotea y sus espectaculares tragaluces y chimeneas; el Espai Gaudí, antiguo lavadero situado en el desván; el Piso de época que recrea la vida de una familia burguesa barcelonesa del primer tercio del siglo XX; los Patios de Paseo de Gracia y Provenza y la Sala de exposiciones, situada en el piso principal y antigua residencia de los señores Milà.

Visita La Pedrera y vivirás la experiencia de entrar en unos espacios mágicos donde la inspiración natural de Gaudí se nota en cada rincón.

¿Qué verás?

La Fachada: Una escultura arquitectónica

La Pedrera recibe su nombre por la espectacular fachada de piedra. Como una gran ola que emerge en pleno Paseo de Gracia, es como una gran escultura de 30 metros de altura y 84 metros de extensión. Partiendo de infinidad de elementos reciclados y con gran libertad artística, Gaudí elaboró las barandillas de hierro forjado de las fachadas de la Casa Milà como si fueran piezas de escultura abstracta que nos remiten a un mundo vegetal, tal vez un fondo marino lleno de algas.

La Azotea: Una obra única, inclasificable

La Azotea de la Casa Milà es un icono de Barcelona desde donde se pueden contemplar unas vistas espectaculares de la ciudad. Es un espacio insólito y cargado de fuerza artística que no tiene nada que ver con la arquitectura de su tiempo. Las cajas de escalera emergen como las fuerzas telúricas de la naturaleza: la tierra, el agua, el fuego, el aire... y las chimeneas, como guardianes del edificio desde tiempos inmemoriales, cobran vida y nos hablan del origen del edificio. Todos estos elementos tienen formas dinámicas y simbólicas de libre interpretación, pero que siempre responden a una función utilitaria preconcebida.

El Espai Gaudí: Descubrir Gaudí en un espacio mágico

El desván de la Casa Milà es el espacio con más carácter de la arquitectura gaudiniana. Entrar en ella es como entrar en un gran ser vivo, que respira y nos acoge. Una vez más, la naturaleza se hace evidente representada por 270 arcos catenarios que recuerdan el esqueleto de una ballena. Pero, además, este espacio mágico acoge la única exposición dedicada a Gaudí y a toda su obra; donde conocerás, a través de audiovisuales, maquetas, planos, objetos y diseños, los rasgos más extraordinarios de su arquitectura y las claves de su genialidad.

El Piso de época: La vida de hace 100 años

Situado en la cuarta planta, este piso es como un viaje en el tiempo. Cuando pasees te acercarás a la manera de vivir de una familia burguesa barcelonesa del primer tercio del siglo XX, recreando su ambiente con el mobiliario y los equipamientos domésticos de la época. El piso también te permitirá conocer la distribución interior, así como los elementos ornamentales diseñados por Gaudí (pomos, tiradores, molduras, puertas, pavimentos...). Se complementa con un audiovisual que te mostrará la rápida transformación y modernización de la ciudad de Barcelona en el primer cuarto del siglo XX.

Los Patios: Naturaleza viva a todo color

En la Casa Milà, los patios son un espacio donde todo cobra vida. Las paredes son un auténtico espectáculo de formas, luz y colores que contrastan con la sobriedad de la fachada. El color lo aportan las pinturas murales que los decoran, con motivos principalmente florales, que también se pueden encontrar en los techos y en las paredes laterales de los dos vestíbulos de acceso y en la escalera principal, con varias escenas de referencias mitológicas y en la naturaleza. No dejes de observar las espectaculares escaleras que dan acceso al piso principal.

La Sala de exposiciones: Antigua residencia de los señores Milà

En la planta principal se encontraba la residencia de los señores Milà, los primeros propietarios del edificio y los que encargaron el proyecto a Antoni Gaudí. A pesar de que en este piso se conservan pocos elementos originales, ya que la señora Milà repuso gran parte de la decoración cuando murió Gaudí, todavía se pueden observar algunas columnas de piedra esculpidas, con relieves de formas marinas e inscripciones; así como algunos fragmentos de los impresionantes cielos rasos, en los que se juega con la idea de dar continuidad a los ritmos ondulantes de la fachada.

Este espacio no es visitable en los días de montaje y desmontaje de las exposiciones.

Itinerario y espacios visitables

  • La Fundación se reserva el derecho de modificar itinerarios o limitar espacios visitables del edificio por motivos de seguridad, restauración, mantenimiento, condiciones meteorológicas adversas o eventos puntuales.
  • En caso de lluvia, y por motivos de seguridad, la Azotea permanecerá cerrada. Esto no conllevará la devolución total ni parcial del importe de la entrada.

Política de devoluciones

  • No se aceptan cambios ni devoluciones.
  • La Fundación Catalunya La Pedrera, que gestiona La Pedrera, sólo procederá a la devolución de aquellas entradas a visitas canceladas desde la propia Fundación y nunca por razones ajenas a su voluntad.

Imágenes