Poble Espanyol

Conjunto único que ofrece: arquitectura, arte contemporáneo artesania, comercio y gastronomía

POBLE ESPANYOL

El Poble Espanyol es un pueblo único construido a partir de la recreación de 117 edificios, a escala real, de diferentes regiones españolas. Un tranquilo y agradable paseo te permitirá descubrir la variedad del patrimonio arquitectónico de la península: del barrio andaluz a la arquitectura monástica románica catalana.

Viajar a pie y en cuestión de minutos de Córdoba a Besalú o de Cangas de Onís hasta Medinaceli pasando por Mallorca, Santiago de Compostela, Cáceres y otros muchos rincones de la Península Ibérica para descubrir la arquitectura popular española desde otro punto de vista es posible. Ésta es la magia del Poble Espanyol.

Un peculiar pueblo fundado en 1929

El nuestro es un pueblo construido en lo alto de una montaña, Montjuïc. Y es exactamente eso: un pueblo. Con su plaza mayor y otras secundarias, con calles formadas por casas tradicionales de diferentes estilos de la arquitectura española: Románico, Gótico, Mudéjar, Renacimiento, Barroco… Y además, jardines, fuentes, murallas… ¡e incluso un monasterio y un museo!

Todos ellos son elementos comunes a la mayor parte de pueblos de España y que están perfectamente sintetizados en el Poble Espanyol de Barcelona. Ese era precisamente el objetivo de los creadores de este recinto, construido en 1929 con motivo de la Exposición Internacional de Barcelona. En total, 117 construcciones que son en realidad recreaciones a tamaño real de otras ya existentes, con tanta fidelidad que en algunos casos han servido como ejemplo para la restauración del original.

El arquitecto Puig i Cadafalch concibió la idea original y la materializaron sus colegas Francesc Folguera y Ramón Reventós con la ayuda del crítico de arte Miquel Utrillo y del pintor Xavier Nogués, que viajaron por 1.600 poblaciones de toda la Península tomando notas y haciendo dibujos para captar la verdadera esencia de la arquitectura española. Una esencia que no se transmite a través de grandes monumentos sino de edificios populares, pequeñas parroquias o plazuelas con encanto, resultado de muchos siglos de historia. El proyecto alcanzó tal éxito que las autoridades de la época decidieron conservar el recinto para las generaciones futuras.

Arquitectura española muy viva

El Poble Espanyol es mucho más que un decorado inspirado en la arquitectura española. Sus construcciones están llenas de vida, pues son el marco perfecto para actividades culturales complementarias que no puedes dejar de disfrutar. Por ejemplo, el Museo Fran Daurel, una rica colección de arte contemporáneo en el que podrás admirar obras de Picasso, Dalí, Miró, Tàpies, Chillida o Barceló. La modernidad de estos artistas convive en armonía con la tradición de la arquitectura española de siglos pasados.

Además, el Poble Espanyol alberga en sus construcciones los talleres de decenas de artesanos que realizan creaciones únicas en cuero, cerámica, metal, vidrio o lana, entre otros muchos materiales. Por ello, nuestro recinto ha sido declarado Zona de Interés Artesanal por parte de la Generalitat de Catalunya.

Y por si esto fuera poco, las calles del Poble Espanyol están salpicadas de bares, tiendas, restaurantes y otros muchos establecimientos que tejen una rica oferta comercial y de ocio… ¡como si de un auténtico pueblo español se tratara!

El Poble Espanyol incorpora un completo proyecto audiovisual con el que te adentrarás en la cultura española. Descubre la gastronomía, las tradiciones y los paisajes en los espacios Feeling Spain y vive las celebraciones más auténticas con Fiesta, una instalación de 150 m2 con espectaculares imágenes y sonido.

Visita los siguientes links:


Imágenes